La Fundación FOSBO para las Artes Sinfónicas es una organización 100% privada dedicada a la difusión de todas las formas de expresión que involucran la interpretación musical de instrumentos sinfónicos.

Historia

Durante los últimos años, Colombia ha llevado un importante proceso de desarrollo y cambios a nivel político, económico, social y cultural. Con los nuevos desafíos de la globalización, se ha generado una creciente aceptación por la música sinfónica en Colombia como complemento de formación y reflejo de la riqueza y diversidad cultural del país. Esto se evidencia en la cada vez mayor inclusión de la enseñanza de instrumentos sinfónicos en los programas de educación básica y media, en el fortalecimiento de los programas universitarios de formación musical, y en la formulación de grandes proyectos de carácter social cuyo núcleo de acción se basa en el modelo orquestal.

Como resultado, Colombia cuenta hoy con un nuevo y creciente público potencial de jóvenes, y con una nueva generación de estudiantes y profesionales en música deseosos de poder ejercer como artistas. Todos ellos son ejemplo del aumento acelerado en la demanda cultural y laboral que se vive actualmente. Aunque el país cuenta con muy buenas instituciones culturales, son muy pocas las musicales de carácter sinfónico que brindan un campo profesional con una programación amplia, variada y constante, por lo que tan solo alcanza a cubrir una mínima parte de tan gigantesca demanda, tanto de artistas como de público. Por ello carece de espacios y oportunidades para el desarrollo profesional de un sinnúmero de jóvenes que invirtieron toda una vida de esfuerzo y dedicación a la música.

Una historia de emprendimiento

En abril de 2008 fue convocado un grupo de jóvenes músicos para realizar una serie de conciertos didácticos para niños, bajo el nombre de "Orquesta Sinfónica de Bogotá". En el proyecto participaron cerca de 50 instrumentistas provenientes de las principales facultades y escuelas de música de Bogotá, algunos ya egresados, otros finalizando sus carreras.

Viendo los excelentes resultados y la gran acogida del público, cinco de estos jóvenes talentos se reunieron con el maestro director del proyecto. Con deseos de repetir la experiencia y consientes de la poca oferta laboral del país, determinaron la necesidad de actuar en vez de esperar una solución. Formalizando la plataforma que el proyecto había creado a su favor y pensando en el futuro a largo plazo, dieron origen a FOSBO – Fundación Orquesta Sinfónica de Bogotá, una institución cuya orquesta sería la oportunidad para muchos jóvenes poder hacer lo que mejor saben: el arte de crear y ejecutar la música.

Tras 5 años de trabajo, esfuerzo y numerosos proyectos hechos realidad con gran éxito, hoy somos mucho más que una orquesta: somos la Fundación FOSBO para las artes sinfónicas.